Bitcoin: todo lo que necesitas saber sobre esta moneda virtual

¿Te imaginas poder hacer una transferencia internacional y que el receptor reciba el dinero de forma inmediata? ¿Comprar con comisiones prácticamente cero? Pues existe una forma cada vez más extendida gracias al uso de monedas virtuales.

bitcoin

La más famosa es el Bitcoin. A poco que te muevas por internet o hayas leído la sección de economía de la prensa, seguro que has oído hablar de ella. El Bitcoin es una moneda virtual creada en 2009 al parecer por un informático o grupo de informáticos bajo el seudónimo de Satoshi Nakamoto, y que cada vez cuenta con mayor publicidad y mayor cantidad de adeptos. En febrero, la moneda virtual se cambiaba a 30 euros y tal día como hoy en junio, su valor es de casi 90 euros, aunque ha habido picos entre medias de 200 euros por bitcoin.

Bitcoin nace con la voluntad de ser una alternativa a las monedas tradicionales emitidas por los bancos centrales. Es una moneda electrónica descentralizada, es decir, no hay ninguna entidad que controle la cantidad de Bitcoins emitidos, a diferencia de las “divisas reales” donde en los bancos centrales existe un grupo de doce personas que se reúnen cada dos meses y que deciden si se va a emitir más moneda o no. El bitcoin surge en parte con la intención de protegerse de la posible inflación de la política monetaria expansiva que han empleado algunos bancos centrales cuando entramos en crisis en 2007 y que afecta a las monedas tradicionales. Básicamente surge como un refugio a la política expansiva de los bancos centrales.

Aunque en principio se diga que no hay ningún organismo que la controle, en realidad lo cierto es que hay varias páginas web que ayudan a gestionar el sistema. En estas páginas web, cualquier puede entrar y cambiar su dinero por bitcoins.

Hay que distinguir entre el modo de funcionamiento del bitcoin en sí, el proceso de creación de la moneda y de verificación de las transacciones, que es realmente el sistema Bitcoin, y después hay que distinguir entre las empresas que proveen servicios a Bitcoin, como las casas de cambio a las que cualquiera puede acudir, transferir euros y conseguir de esa forma Bitcoins. Estas casas de cambio son las que establecen el precio del bitcoin y la tasa de cambio con el euro o el dólar o cualquier otra moneda del mundo, y que es la razón por la que existen fuertes fluctuaciones con fuertes subidas y bajadas en el precio del Bitcoin.

Evolucion cotizacion bitcoinGráfica que muestra la evolución del Bitcoin en los primeros meses de 2013, con grandes fluctuaciones

¿Cómo adquiero bitcoins?

Para comprar bitcoins en una de estas casas de cambio, te piden una identificación y un número de cuenta, como si se tratase de un broker de bolsa. Abres una cuenta, te identificas, y ahí puedes pujar para comprar o vender bitcoins. A la hora de vender para recuperar tu dinero, se acude a estas mismas casa de cambio o bolsas, y como si de una acción cotizada se tratase, puedes poner una orden de venta. No obstante, al tratarse de un mercado con tan “pocas” unidades, pues como se ha dicho el límite establecido está en 21 millones de bitcoins en todo el mundo, presenta poca liquidez y si pretendes vender muchos bitcoins puedes tener problemas para encontrar un vendedor, de tal forma que tus ahorros o inversión quedarían paralizados, más o menos como en el caso de las famosas preferentes que todos conocemos la ruina que ha supuesto para muchas personas. Además, con poner en movimiento unos pocos bitcoins, las fluctuaciones que se provocan en su cotización son muy grandes como se ha visto anteriormente, por lo que hay que estar muy al tanto para no perder dinero. 

Existe otra forma de conseguir Bitcoins, mediante un sistema de prueba de trabajo, que simula la obtención de recursos en una explotación minera. Los mineros no son otros que los usuarios del sistema y dedican los recursos de sus máquinas (ordenadores) para la resolución de problemas matemáticos. La oferta de bitcoins depende de la dificultad de dichas cuestiones. No obstante, el sistema llega a ser tan complicado que mucha gente opta sin más por cambiar su dinero en bitcoins para acceder al sistema.
 

Ventajas del uso de Bitcoins

  • Es un sistema P2P, es decir, intercambio de bienes directo de persona a persona, intermediarios.
  • Es un fenómeno con muy pocas restricciones por el momento, y que permite la compra de bienes y servicios en aquellas tiendas virtuales que acepten bitcoins. También empiezan a aparecer tiendas físicas, restaurantes, ect, que aceptan como pago las monedas vituales.
  • Al “invertir” en Bitcoins, tus dinero queda almacenado en una moneda cuya emisión queda limitada a los 21 millones y que por tanto, no va a sufrir un proceso deflaccionario, de tal forma que los ahorros invertidos quedan protegidos en cierto modo.
  • No se pagan tantas comisiones como al hacer transacciones bancarias ordinarias o envíos de dinero, aunque tampoco es gratis al 100%, por ejemplo, si realizas transferencias multidivisa.
  • Las transferencias son inmediatas, lo cuál agiliza mucho los trámites, negocios, etc., sobre todo a nivel internacional que de la manera tradicional se pueden demorar en varios días.
  • En principio está libre de impuestos aunque si vendes bitcoins por un valor superior al de compra, deberías declarar la plusvalía.

¿Es seguro?

Aunque sea algo tan desconocido y sin aparente control, el sistema Bitcoin es muy robusto en opinión de expertos. El sistema por el que se gestiona es un código abierto que cualquiera puede chequear, y la realización de transacciones es bastante segura con ficheros encriptados que evitan la entrada de malwares.

Incluso se pueden realizar transacciones en modo desconectado para asegurar la total privacidad de las claves que protejan nuestra cuenta.

No obstante, habría que tener precaución con las empresas que proveen servicios de bitcoin, que puede que no sean empresas fiables, y entonces al enviar una caja de cambio para comprar tu bolsa de bitcoins no te compren realmente la cantidad que te corresponderían por la tasa de cambio actual. Por lo tanto, se aconseja recurrir a las más “oficiales” como Mt.Gox.

Posibles inconvenientes a tener en cuenta

  • El bitcoin es una moneda fiduciaria, no tiene garantías y no podemos acudir a un banco central con nuestros bitcoins electrónicos o virtuales y cambiarlos por oro. Entonces, pensándolo bien los bitcoins no tendrían ningún valor.
  • Al tener un techo tan bajo, con 21 millones de bitcoins, y considerando que ya se han emitido más de la mitad de los mismos, se prevé que el sistema se sature en poco tiempo y que pueda ser objeto de una especuladores. De hecho, muchos expertos advierten de la posible burbuja que se está creando en torno al Bitcoin. No se recomienda invertir todos los ahorros.
  • En tanto se adhieren más y más personas, el sistema está sufriendo una ralentización notable.
  • Podría sufrir una caída en el número de usuarios, perdiendo rápidamente valor.
  • Al ser un sistema “anónimo”, en el que las transacciones se realizan usando alias, es lógico pensar que haya muchos delincuentes interesados en el blanqueo de dinero, por lo que tarde o temprano seguro que los Gobiernos entrarán a controlar este sistema monetario virtual.

Por último, os dejamos un video explicativo de este sistema de la web oficial: https://www.weusecoins.com/en/

 ¿Y vosotros, qué opináis? ¿Os fiáis del sistema? ¿Pagáis ya en bitcoins?   

 

Be Sociable, Share!